Mi primera moto escuela de carretera, la Honda CBR600F4i.

Mi primera moto, mi escuela para el asfalto.




Llego el momento tan esperado, todo a cuadrado y ya estoy en situación de comprar mi primera moto de carretera, he vendido una de mis motos de enduro y según me llego el dinero aparecieron dos motos Honda de oportunidad, mi marca preferida, unos modelos que eran los que me gustaban, la CB600 Hornet y la CBR600F4i y para que terminara de cuadrar el puzle las dos estaban dentro de mi presupuesto.

Quede con los dos propietarios para ver las motos, para probarlas y poder sacar una primera valoración de que comprar, así fue, los dos propietarios me dieron la oportunidad de dar una vuelta con la moto para probarla.

Yo no tengo experiencia con este tipo de motores, 4 cilindros en línea y a unas 17000rpm… ¡qué locura! solo había conducido motos con motores monocilíndricos de enduro y estas monturas son otro mundo, pero ya tenía claro cual quería antes de probarlas, la Hornet, una decisión muy racional, esta es una moto “Naked” (desnuda) con una posición de conducción muy cómoda, poco agresiva y perfecta para el uso diario y cotidiano, que es lo que yo necesitaba.

Prueba Honda CB600 Hornet y Honda CBR600F4i.

1.- Primero le toco a la Hornet, llegue a donde me citó el propietario, saco la moto de un cuarto pequeño, a primera vista la moto está bien, no tiene caídas aunque está bastante oxidada, posiblemente por la humedad del cuarto, la arranca y suena un delicioso ronroneo, me subo a la moto y salgo conduciendo como un pato, no estoy acostumbrado a tanto peso y es una moto torpe en parado, salgo por una recta y la cosa cambia, la moto se vuelve cómoda y manejable, abro gas y aquella empuja, pufff que si empuja, en nada se pone a ciento y pico, el viento te empuja en el pecho y empieza a fluir la adrenalina, regreso sin poder disimular la sonrisa que tenía en la cara… la conclusión es que era lo que buscaba, cómoda, potente, sencilla, sin carenado, no demasiado deteriorada y económica.

2.- Segunda le toca a la F4i, vi el anuncio de esta por casualidad y pensé que no perdía nada  por probarla antes de comprar una. Quede con el propietario en una zona industrial y llegue a una nave que era una carpintería, saco la moto y mirándola estaba algo oxidada y ya había sufrido caídas por los dos lados del carenado pero tenía una pinta genial, muy R, aunque es una R light, por encima de esta está la Honda CBR600RR, le consulte ¿puedo probarla?, por supuesto me comenta el dueño entregándome la llave. Cuando me subo, lo primero extraño es que no encuentro los pisantes para los pies, tuve que mirar para ubicarlos, están súper altos, arranco el motor y suena a gloria, le di un golpe al gas y fue como abrir una lata de refresco agitada, la aguja se paseo por todo el reloj y el motor sonó con poderío, salí con ella dirección a la circunvalación, abrí gas empalmando marchas y la CBR saco los 110 CV que tenia escondidos, pufff, la leche, menudo misil, la chica volaba por el asfalto, cuando me di cuenta ya estaba de regreso y me baje de ella con una cierta flojera en las piernas… no sé qué paso en eso minutos con ella pero quede cautivado.

La decisión ¿qué moto me compro?

El probar las dos motos me dejo la cabeza como un flan, todo lo que tenía claro como el agua quedo atrás y solo tenía dudas sobre que hacer, cual elegir, mi cabeza lo tenía claro, la Hornet, esta es la mejor sin duda y es lo que necesitas, mi corazón decía la F4i, esta es la mejor sin duda y es lo que necesitas.


Mi corazón me pedía la mas incomoda, peligrosa, con caidas y cara pero sin duda la más divertida, esta moto es una fiesta andante, esto me tubo un par de noches sin dormir, al final tuve que ceder ante el ansia de diversión que me pedía mi corazón y elegí la Honda CBR600F4i.

Una moto perfecta para aprender a conducir una deportiva.

Después de hacer ya más de 5000 Km sobre ella estoy más que satisfecho de mi elección, con esta moto es demasiado fácil sentirte seguro y confiado, pero no me confío porque sé que no deja de ser una bestia endulzada. Honda siempre ha sido famosa por crear motos para satisfacer al conductor, antepone su placer a las posibles prestaciones de la moto, al mismo tiempo crea motos con mecánica simple, de fácil mantenimiento y durabilidad, esto es perfecto para un aprendiz como yo.

Me siento afortunado también por tener esta moto que prácticamente no tiene electrónica o por lo menos no tiene todas esas ayudas que tienen las motos actuales, como embrague anti-rebote, anti-wheelie, control de tracción, ABS, ect… Aquí no hay ayudas, si sabes bien y si no te tiro al suelo, así que ya sabes aplícate y aprende a entenderla y sacarle partido sin que te tire.

Todos contentos en casa con la nueva moto.

Ya todos han pasado por el sillín de la F4i y ninguno ha quedado indiferente, después de rodar bastante y coger algo de confianza he ido sacando a cada uno de la familia de paseo, todos han quedado impresionados con las sensaciones, sobre todo por ser la primera vez que paseaban en una moto de asfalto en condiciones, esto nos da un aprobado por parte de todos, me alegra y me satisface saber que mi elección ha sido la correcta, ahora toca disfrutar con cabeza y aprender.